Evangelio

¿Cómo puedo conocer a Dios ?

¿Has pensado alguna vez que pasaría si murieras el día de hoy?, ¿Dónde pasarías la eternidad? Quizá este sea un asunto que no ocupa nuestra mente la mayor parte del tiempo, pero que sin duda es el asunto de mayor trascendencia en la vida de cualquier ser humano. La Biblia dice “Y así como está establecido que los seres humanos mueran una sola vez, y después venga el juicio” (Hebreos 9:27). Esto significa básicamente que todos tendremos que rendir cuentas a Dios y que El Juzgará nuestra vida, la pregunta es ¿Cómo me preparo para ese día?

En realidad no es algo complicado solo tenemos que entender los siguientes principios:

1) El regalo de Dios

Dios nos ofrece en su Palabra un regalo sin igual, la oportunidad de vivir a su lado por toda la Eternidad, la Biblia lo expresa así:

“Porque la paga del pecado es muerte, mientras que la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, nuestro Señor”. (Romanos 6:23).

La Pregunta es si Dios nos regala Vida Eterna, entonces ¿Cuál es el problema? Esta pregunta nos lleva al siguiente Principio.

2) El problema de la humanidad

La Biblia nos dice que hay un estorbo entre Dios y el Hombre, de hecho es un abismo insalvable por parte del hombre y se llama PECADO. El Pecado nos separa de Dios y nos impide relacionarnos con El. La Biblia dice:

“pues todos han pecado y están privados de la gloria de Dios” . (Romanos 3:23).

Esto nos dice que ningún hombre jamás será capaz por sí mismo de ganarse un lugar en el cielo. Siendo esto así entonces ¿Cómo se puede resolver este problema?

3) La Solución de Dios

Dios conociendo nuestra incapacidad como hombres para vivir una vida sin pecado, envió a su Hijo Jesucristo a pagar con su muerte la deuda que nosotros jamás podríamos pagar. El Apóstol Pablo lo expresó de la siguiente manera:

“Este mensaje es digno de crédito y merece ser aceptado por todos: que Cristo Jesús vino al mundo a salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero”. (1Timoteo 1:15).

“Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros”. (Romanos 5:8).

Como puedes ver Dios solucionó el problema del pecado de manera definitiva a través de la muerte de Jesucristo. La pregunta es ¿Qué tengo que hacer para acercarme a Dios?

4) El Camino

Jesús dijo:

“Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie llega al Padre sino por mí”. (Juan 14:6).

Así que no hay otro medio para acercarnos a Dios. Si quieres reconciliarte con Dios, tienes que acercarte a Cristo, confiar en El como el único medio que hay para reconciliarte con Dios, la Biblia dice:

“Más a cuantos lo recibieron (a Jesús), a los que creen en su nombre, les dio el derecho de ser hijos de Dios”. (Juan 1:12).

“que si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor, y crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para ser justificado, pero con la boca se confiesa para ser salvo”. Así dice la Escritura: «Todo el que confíe en él no será jamás defraudado.» (Romanos 10:9-11).

¿Cuál sería la razón para no acercarte a Jesús y reconciliarte con Dios?

Si deseas hacerlo necesitas:

1. Reconocer tu necesidad (que eres pecador).
2. Arrepentirte de tus pecados (por grandes o pequeños que los veas siguen siendo pecado).
3. Creer que Jesucristo murió por tus pecados y que resucitó de entre los muertos.
4. Orar y decirle que lo recibes como el único y suficiente Salvador, y como el Señor de tu vida.

¿Cómo puedo hacer esa oración?

Señor Jesús, en este día me arrepiento de mis pecados y reconozco que soy un pecador, te pido que me perdones y que limpies mi vida. Yo te confieso en este día como mi unico y suficiente Salvador y El Señor de mi vida, confío en ti y quiero seguirte por el resto de mi vida, en tu nombre lo pido amén.

5) ¿Cómo puedo estar seguro de que Dios me ha perdonado?

Por su Palabra. La Biblia dice:

“porque «todo el que invoque el nombre del Señor será salvo»”. (Romanos 10:13).

“Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios, no por obras, para que nadie se jacte”. (Efesios 2:8-9).

“El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios, no tiene la vida”. (1Juan 5:12).

Al recibir a Cristo como Salvador nos convertimos en miembros de la familia de Dios, y su Espíritu Santo viene a morar en nosotros. Ahora que has dado el primer paso debes saber que Dios desea mantener una relación personal contigo. El te ama y tiene planes especiales para ti y para poder conocer más a Dios y sus planes necesitas mantener comunicación con El a través de:

1.- La Oración.
2.- La lectura de la Biblia.
3.- Hablarle a otros acerca de Jesús.
4.- Reunirte con otras personas que como tu han recibido a Jesús para adorarle y servirle.
5.- Seguir creciendo, en Amor Fraternal te podemos ayudar para que aprendas los fundamentos de la Fe.

¡Oramos para que Dios te guíe en tu Nueva Vida y que te llene con su Espíritu Santo, que Dios te bendiga!